¿Aún no recibes nuestra Newsletter?

¡Atentos a la Newsletter de este mes porque viene cargada de cosas interesantes:

Nuevas actividades para toda la familia, Grupos, Talleres, Sorteos… y mucho más!

Si aún no la recibes y quieres estar al día de todas las novedades, escríbenos un mensaje con tu email y te enviaremos nuestra Newsletter el día 30 de cada mes

 


¡No te la pierdas!

Taller Gratuito sobre el embarazo

 

Taller GRATUITO sobre el embarazo

Impartido por nuestra Fisioterapeuta Especializada Patricia Rodríguez Roca

Miércoles 14 de Noviembre 17:30

  • Cambios durante el embarazo
  • Educación postural y ejercicios prácticos
  • Masaje perineal
  • Dilatación en movimiento y pujos

Con la colaboración de:

Que nos explicará el procedimiento de conservación de células madre del cordón umbilical y sus aplicaciones clínicas, además de resolver todas tus dudas.

 ¡No te pierdas este taller y reserva tu plaza!

Llévate de regalo una cajita con accesorios para tu bebé solo por asistir

EL PORTEO Y LAS MOCHILAS PORTA-BEBÉS. ¿CÓMO ELEGIR?

El porteo hace que tu pequeño esté más cerca de ti, de tu corazón. Es una práctica que se ha ido convirtiendo en una solución para llevar a los hijos sujetos al propio cuerpo haciendo que las manos queden libres para realizar otras actividades mientras que tu bebé disfruta del calor que se desprende de vuestro cuerpo. El portabebés es forma de transporte práctica, funcional, acogedora y llena de beneficios. Descubrirá el mundo que le rodea desde la seguridad de la cercanía de sus padres.

Para elegir la mochila portabebés perfecta para tu bebé, debes tener siempre presente:
• Es fundamental que sea ergonómica.
• Que sea idónea para la edad que tiene tu bebé.
• Que nos ofrezca las prestaciones que buscamos. Por ejemplo, si buscamos una mochila que dure un largo tiempo, nos decantaremos por mochilas evolutivas, como la Ergobaby Adapt.
• Preferiblemente, de tejidos naturales como el algodón.
• Tu bebé nunca debe ponerse mirando hacia fuera. Si la mochila lo permite, entonces no es ergonómica. Descártala.

Las mejores mochilas porta-bebés de 2017.

1. Mochila Caboo

La famosa mochila-fular Caboo es una forma cómoda y amorosa de portear a tu bebé recién nacido priorizando al máximo la adaptabilidad y la suavidad.
Una mochila porta bebés perfecta para el piel con piel, con la que disfrutar los primeros meses del bebé.
La Caboo destaca por su suave tejido, su perfecta adaptabilidad al bebé y al porteador y por carecer de cualquier elemento rígido que pueda molestar al niño o a nosotros mismos. Es ideal la mochila 0 meses por excelencia, pudiendo utilizarse incluso con bebés prematuros, desde 2.3 kg.

2. Mochila Boba 4G

La Boba 4G es una de las mochilas para bebés más vendidas desde hace años, con miles de opiniones favorables entre padres de todo el mundo.
Esta mochila para llevar bebés ofrece una experiencia de porteo cómoda, práctica y simple. Es una mochila muy fácil de ajustar, perfecta para usar entre varios porteadores, cómoda para usarla todo el día y que tiene una larga vida útil: desde 3.5 kg (con cojín alzador) hasta 20 kg (3-4 años, quizá más).

3. Mochila Marsupi

Una de las mochilas más valoradas para usar desde recién nacido, la Marsupi es una mochila portabebés ergonómica muy fácil de colocar, ligerísima y sencilla, sin zonas ásperas o duras que puedan molestar al bebé o a los papás.

4. Mochila Ergobaby Adapt

La mochila Ergobaby Adapt fue una de las novedades más importantes de 2016. Y en 2017 se ha consagrado como una de las mejores mochilas portabebés ergonómicas.
La Ergobaby Adapt es la primera mochila evolutiva de Ergobaby. Esto se traduce en que su panel se puede ajustar tanto en ancho como en alto, adaptándose al crecimiento el bebé.
Con ella nos olvidamos de usar incómodos reductores si decidimos utilizarla desde las primeras semanas de vida y nos aseguramos de que el panel será siempre del tamaño que necesitemos, proporcionando una larga vida útil a las familias que la eligen. Es perfecta si buscamos una mochila que nos acompaña de recién nacido a mayorcito: desde unos 3.5 kg hasta 20 kg.

5. Mochila Manduca

El portabebés Manduca es todo un clásico que, año tras año, se mantiene en las listas de mejores mochilas portabebés por méritos propios.

Al igual que la Boba 4G, estamos ante una mochila ergonómica éxito de ventas en todo el mundo, de la que miles de padres emiten buenísimas opiniones. El boca a boca es un factor fundamental en el porteo ergonómico, sin duda.

Como mochila todoterreno no tiene igual, ya que es una mochila robusta y práctica que nos sirve para el porteo urbano, por la montaña, la playa o haciendo senderismo.
Con un ajuste excelente al porteador, ofrece una larga vida útil, hasta 20 kg, pudiendo usarse desde 3.5 kg con reductor.

DEPORTE Y EMBARAZO

La práctica de alguna actividad física durante el embarazo se recomienda para todas las mujeres. Es más, es fundamental y beneficioso tanto para el bebé como para la mujer, controlando su peso, mejorando su condición física y actuando positivamente en su estado de ánimo. No obstante, si estás embarazada y deseas practicar algún tipo de ejercicio físico, antes de comenzar consulta con tu médico para que te de su aprobación.

¿Qué beneficios aporta el deporte durante el embarazo?

La mujer que pueda disfrutar del ejercicio durante el embarazo se sentirá mucho mejor en todos los sentidos, pues le ayudará a:
1- Sentirse más controlada y con más energía y vitalidad.
2- Tonificar los músculos de la espalda, evitando los dolores, y fortaleciendo su postura.
3- Equilibrar el movimiento intestinal.
4- Activar y fortalecer los movimientos de las articulaciones.
5- Conciliar el sueño con más facilidad.
6- Controlar el estrés y la ansiedad.
7- Mejorar el aspecto de la piel.
8- Controlar la respiración y el dolor durante el parto.
9- No acumular grasa durante el embarazo y, así, poder recuperar la forma física después del embarazo.

¿Cuáles son los ejercicios recomendados durante el embarazo?

El ejercicio aeróbico, como caminar o bailar, está especialmente indicado. Además deben pautarse actividades para promover la resistencia muscular y la flexibilidad, como el Pilates o ejercicios de Tonificación muscular general. Este tipo de ejercicio durante la gestación debe realizarse con bajo peso y con múltiples repeticiones para cada grupo muscular. Los estiramientos deben realizarse de forma suave y progresiva sin producir dolor muscular.

La mujer embarazada que realiza ejercicio físico de forma regular antes del embarazo es capaz de mantener este mismo ejercicio, disminuyendo la intensidad conforme avanza la gestación. La intensidad de las sesiones debe ser progresivamente menor a partir del segundo trimestre de gestación. La duración de las mismas no debe superar los 60 minutos y deben realizar descansos cada 15 minutos de actividad.

Si no practicabas deporte antes de estar embarazada, éste puede ser un buen momento para empezar y adquirir el hábito. ¡Consulta a tu médico y anímate!

¿TU BEBÉ TIENE REFLUJO?

El reflujo gastroesofágico (RGE) es una situación relativamente frecuente en los bebés.
Se manifiesta por regurgitaciones, es decir, por la eliminación de parte del contenido del estómago por la comisura de los labios.

¿Cómo es el bebé con Reflujo Gastroesofágico?

• Son bebés que lloran con frecuencia. Especialmente en la comida, poco después de ella o cuando se les tumba.
• Habitualmente es un dolor que hace al niño estirarse hacia atrás (en los gases es más normal que se encoja), retirándose de la comida.
• Es frecuente que notemos que tiene el aliento ácido, como de leche agria.
• La lengua suele tener una capa blanca por encima, resultado del efecto del ácido sobre las papilas de la lengua.
• A veces echan bocanadas con frecuencia, pero en ocasiones casi no echan.
• El peso suele ir regular, porque el niño no consigue comer bien. Ya que el dolor que le causa el reflujo, interrumpe continuamente su alimentación.

Diferencias entre vómito y reflujo o regurgitación:

La regurgitación se diferencia del vómito porque en éste el alimento sale por la boca con fuerza, de manera violenta y espasmódica, y es más abundante. De hecho, las regurgitaciones son tan escasas que no impiden que el niño siga cogiendo peso.

El reflujo, propio de los seis primeros meses de vida, se produce porque el aparato digestivo del bebé aún está inmaduro y el esfínter que separa el esófago del estómago no cierra bien, por lo que parte de la toma vuelve del estómago a la boca.

¿Qué puedo hacer para aliviar el sufrimiento de mi bebé?

Posiciones antes y después de comer. Intenta sostenerlo en una posición más vertical mientras se alimenta, y trata de mantenerlo erguido durante un rato después de comer (no lo pongas echado sobre su pancita o a dormir su siesta, o incluso le cambies de pañal— después de comer, por ejemplo).

Cantidad y frencuencia de los alimentos. También puede ser útil darle menos cantidad de leche de pecho o de fórmula cada vez que lo alimentas. Puedes compensar esto dándole de comer más veces. Y asegúrate de que le sacas bien el aire cada vez que lo alimentas.

Consistencia de la leche. También podrías intentar agregar un poco de cereal de arroz a la leche materna o de fórmula, o utilizar leche de fórmula que venga con «agregado de arroz». Pregúntale antes a tu pediatra si lo considera conveniente y cómo deberías mezclar el cereal. Necesitarás una mamila (tetina) con una abertura más grande de lo normal para que pueda pasar el fluido espeso sin ninguna dificultad.

El daño del humo. Mantener a tu niño alejado del humo del tabaco, puede reducir los síntomas del reflujo. Y esto además es algo que siempre es recomendable que hagas.

El lugar donde duerme. Es posible que otros papás te recomienden que dejes dormir a tu niño en su asiento infantil para el auto. Sin embargo, los expertos no recomiendan esto porque parece poner más presión en el estómago de tu niño y por lo tanto agravar los síntomas del reflujo.

De hecho, los especialistas en general no recomiendan que dejes dormir a tu niño en su asiento infantil para el auto o en su sillita vibradora incluso si está bien sujetado— porque esos productos no fueron diseñados con ese propósito. Éstos podrían incluir protección acolchada que presenta un riesgo de sofocación. Además el bebé podría moverse y caerse si el asiento infantil para el auto no está bien instalado.

Productos para dormir. Es importante también que nunca uses una almohada o uno de esos productos para mantener a tu bebé en determinada posición mientras duerme (sleep positioner en inglés). Éstos presentan riesgo de sofocación.

Y por último, aunque el dejar a tu bebé dormir boca abajo puede ayudar a aliviar los malestares que causa el reflujo, los expertos no recomiendan que lo hagas porque incrementa el riesgo del síndrome de muerte súbita del bebé (SIDS por sus siglas en inglés).